NUESTRAS CONFECCIONES

Logo Curvas.png

En esta casa, entre apasionados amigos de La Cofradía del Santo Descorche, surgió la idea de los vinos Hilo Negro. 


Como en el Valle de Toluca no hay viñedos, sembramos vides y cosechamos sus uvas en el Valle de Guadalupe.

Nuestro primer vino, del 2012, tuvo 92 puntos en la Guía de Catadores del Vino Mexicano. De ninguna manera suerte de principiantes pues a partir de entonces, año con año, hemos recibido medallas y reconocimientos en el Concurso Mundial de Bruselas, el más apreciado por los vitivinicultores del mundo. Hemos obtenido 5  medallas de oro, 6 de plata y 2 medalla Gran Oro.

En el 2022 cumplimos diez años de esta aventura enológica con siete etiquetas de las que nos sentimos profundamente orgullosos, siete vinos enhebrados por el ethos amistoso, lúdico, juguetón del entramado de voluntades, del compromiso por la vitivinicultura, la gastronomía y la amistad. 

Dichosos todos que no tenemos que inventar el Hilo Negro, pues lo tenemos ya y, lo mejor, está al alcance de nuestro paladar.  Salud. 

Nuestros Vinos

Nido de Abeja_edited.png

NIDO DE ABEJA

100% PRIMITIVO

Ricrac-768x1152.jpeg

RIC-RAC

CABERNET SAUVIGNON, 
NEBBIOLO, 
SYRAH

Wine & Dessert Party

zigzag.jpeg

ZIG-ZAG

NEBBIOLO, 
SYRAH

TRICOT_edited.png

TRICOT

100% PRIMITIVO

invisible.jpeg

INVISIBLE

SAUVIGNON BLANC,
VIOGNIER

escala.jpeg

ESCALA

SYRAH

Alta Costura 2017.jpeg

ALTA COSTURA

96% Cabernet Sauvignon (Beckstoffer “Missouri Hopper”  y Rentería “360”) 4% Nebbiolo (Hilo Negro)

Logo-Hilo-Negro-Web_Mesa-de-trabajo-1-ow3q0stpufkrrxcrmiebcfg1d4m6rbmmozr6wuky1w.png
Beckstoffer-Vineyards-768x576.jpeg
ligne-02.png

costurero
Daniel Lonberg

foto Dany.jpeg

Originario de la ciudad de Santiago de Chile, sus estudios de Enología los realizó en la Universidad de Chile y trabajó en su país para Viñas Concha y Toro S.A. donde estuvo a cargo de la elaboración de los vinos blancos y tintos finos y Viña Altaor S.A. (Joint Venture de Viña San Pedro-Chateau Dassault) a cargo de vinos para exportación.


Para 2005 se establece en México formando parte de la empresa Domecq. Tiempo después participa en proyectos como Casa de Piedra y Paralelo.


Finalmente se une al equipo de Adobe Guadalupe y asesora a la vinícola Emevé y en 2013 se integra a la familia Hilo Negro para ser el costurero que ha logrado zurcir diferentes puntadas de vinos tintos y blancos.